Laguna Verde

08.04.2019

Dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa en el altiplano boliviano se encuentra la Laguna Verde, un cuerpo de agua salada que presenta un intenso color verde esmeralda, coloración que se debe al los minerales contenidos en sus aguas, la presencia de magnesio, plomo arsénico y carbonato de calcio, crea esta inusual coloración que parece salida de una obra de ciencia ficción.

Su ubicación en la base del volcán Licancabur la hace un lugar muy visitado por turistas extranjeros y nacionales, debido a la presencia de los minerales antes mencionados sus aguas tienen un alto nivel de toxicidad, por lo que en esta laguna no se encuentran especies animales o vegetales , debido a las condiciones adversas que presentan sus aguas.

Muy cerca de la Laguna Verde se encuentran la Laguna Blanca y la Laguna Colorada en ellas se puede encontrar una gran variedad de especies de flora y fauna, entre ellas el flamenco andino y la vicuña.

La extensión total de la Laguna verde es de aproximadamente 5 km², lo que permite a quienes le visitan recorrer sus alrededores realizando caminatas para darle la vuelta completa, durante el recorrido se puede observar la extraña belleza que contiene esta laguna; en los alrededores de esta laguna se encuentran cerros y colinas de baja altura que permiten vistas panorámicas de este magnífico lugar.

En la zona las condiciones climáticas son extremas, durante el día las temperaturas tienden a ser muy altas, por las noches descienden abruptamente hasta llegar en ocasiones a los cero grados, un contraste propio de las regiones desérticas, esta zona del la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa a pesar de sus condiciones climáticas es muy visitada por quienes quieren descubrir los paisajes más extraños de Bolivia.

¿Cómo viajar a la Laguna Verde?

La única manera de llegar a la Laguna Verde y los demás espacios de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa es en auto, por lo que se puede contratar un tour desde alguna ciudad cercana como Atacama o alquilar un auto y recorrer parte de la geografía boliviana.

Quienes han visitado el lugar recomiendan contratar un tour, ya que las carreteras de esta región no sos pavimentadas y no cuentan con una señalización adecuada, además los conductores conocen muy bien la zona y todas sus rutas, lo que brinda un mayor nivel de seguridad, ya que no se tendrá que conducir por lugares inhóspitos.