El Valle de la Luna

14.03.2019

Muy cerca del centro urbano de La Paz, ciudad capital de Bolivia, se encuentra un lugar único en el planeta, se trata del Valle de la Luna, una formación geológica realmente impresionante a la que bautizó con tal nombre el astronauta Neil Armstrong, quien fue el primer humano en caminar en la luna, durante una vista a la nación suramericana en el año 1969.

El Valle de la Luna es una verdadera obra de de arte formada por la naturaleza a lo largo de muchos siglos, la erosión causa por los elementos naturales ha moldeado la parte superior de la montaña hasta darle su forma actual, la cual, de acuerdo al criterio de Armstrong, era muy similar a la que pudo observar durante su visita a nuestro único satélite natural.

Visitar este lugar ubicado en el distrito de Mallasa a tan solo 10 kilómetros del casco urbano de la capital, es una experiencia increíble la propia acción de la naturaleza se ha encargado de crear atractivas ilusiones ópticas que se presentan a través de una variada gama de colores en los distintos estratos del suelo, que van de colores claros como el beige pálido a tonalidades en rojo y castaño oscuro.

¿Cómo llegar al valle de la luna?

El Valle de la Luna se encuentra ubicado al sur de la ciudad de la Paz, para visitarlo se debe tomar un ómnibus que sale desde Obrajes y Calacoto, las salidas hacia Mallasa son bastante frecuentes ya que el Valle de la Luna es una zona turística muy visitada por turistas y por los propios bolivianos.

También se puede encontrar algunos operadores turísticos que realizan paseos guiados, el costo del mismo incluye el traslado y la tarifa que hay que pagar para entrar al valle, los turistas extranjeros no provenientes del altiplano andino deben pagar 15 bolivianos lo que equivale a 2 euros, mientras que los locales sólo pagan 3 bolivianos.

El recorrido por el Valle de la Luna dura aproximadamente una hora, se puede encontrar dos rutas de recorrido diferentes una cuyo recorrido tarda aproximadamente 45 minutos y la otra en la que se demora unos 14 o 20 minutos, no obstante si se quiere dedicar un poco más de tiempo a la observación o a tomar fotografías puede que el recorrido demore mucho más tiempo.

Regresar a La Paz es bastante sencillo, ya que se pueden tomar nuevamente los minibuses y regresar a la zona sur de la ciudad en corto tiempo.